viernes, marzo 30, 2018






EL DIA DE LA RECONCILIACIÓN 


Lucas 23:44-46
Desde el mediodía y hasta las tres de la tarde hubo tinieblas sobre toda la tierra. El sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad. En ese momento Jesús clamó a gran voz, y dijo: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.» Y después de haber dicho esto, expiró.” (RVC).

Marcos 15:37-38
“Pero Jesús lanzó un fuerte grito y murió. En ese momento el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.”(RVC)

¿Cómo se habrán sentido los sacerdotes que estaban cumpliendo con sus tareas en el templo ese Viernes Santo, preparándose para observar el Shabbat?   El pueblo de Israel se preparaba para la observancia del Shabbat.  Desde el más humilde de los hogares hasta el Templo y sus sacerdotes. Era el Sábado, el sagrado día del descanso según la ley mosaica y la tradición judía. El término Shabbat proviene del hebreo que quiere decir “descanso” y de ahí se deriva la palabra sábado.   Pero antes de la llegada del día de descanso, todos estaban consternados, no solo por los rumores de que habían crucificado al enviado de Dios, también por los rumores de su resurrección al tercer día de su muerte. A todo esto, se une, a la hora del mediodía un tiempo de penumbras, el día se obscureció, la luz del sol no alumbró. A pocas horas un terremoto sacude la tierra, pero lo más impresionante, y lo presencian los sacerdotes y los que les acompañaban en ese momento, fue que el velo del templo[i], la gran cortina que separaba el lugar santo del lugar santísimo[ii]se rasgó en dos, desde la cenefa hasta su borde inferior. Tenía 20 metros de altura y diez centímetros de espesor. Ahora el lugar Santísimo se veía desde el lugar Santo. Conmovidos y paralizados los presentes en el templo, veían a donde solo una vez al año el sumo sacerdote entraba para oficiar el sacrificio. Era allí donde estaba la presencia de Dios y el velo ya abierto mostraba la gloria de Dios a todo el mundo. Jesús por medio de su muerte quitó la barrera que existía para estar en la propia presencia de su Padre, y ahora, dice Hebreos 10:19-20: “Hermanos, puesto que con toda libertad podemos entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, es decir, de su propio cuerpo,” (RVC). 

En aquel día hubo gran terror en Jerusalén y específicamente en el templo, hoy ya no tenemos miedo, el SEÑOR a través de Su Hijo nos abrió el camino a Él, pues Él es ese Camino, Jesús lo dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6 - RVC). Ahora somos sus hijos, al creer que Jesucristo, su Hijo, es nuestro Salvador y es el SEÑOR, nos gozamos en la verdad escrita, Su promesa: “...puesto que con toda libertad podemos entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, es decir, de su propio cuerpo, y puesto que tenemos un gran sacerdote al frente de la casa de Dios, acerquémonos con un corazón sincero, y con la plena seguridad de la fe, con el corazón purificado de una mala conciencia, y con el cuerpo lavado en agua pura. Mantengamos firme y sin fluctuar la esperanza que profesamos, porque fiel es el que prometió.
(Hebreos 10:19-23 RVC). Para Él sea la Gloria por siempre, estemos alegres, Su muerte fue un doloroso sacrificó que Jesús aceptó sufrir por nuestro pecado, que nos separaba del Padre como aquella gran cortina, y que se abrió para dejarnos estar delante del Él, en la Presencia del Padre en el gran Día de la Reconciliación.    Mi oración es que te reconcilies con Dios, que recibas y seas un seguidor de Cristo. 


BREVE PRESENTACIÓN DEL EVANGELIO PARA SALVACIÓN

Medita en cada paso con la Biblia

TODOS SOMOS PECADORES
Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” Romanos 3:23
…………………………………………………………..
LA PAGA DEL PECADO ES LA MUERTE
“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” Romanos 6:23
…………………………………………………………..
CRISTO MURIO EN NUESTRO LUGAR
“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”Romanos 5:8
…………………………………………………………..
SI CREES DE VERDAD EN ÉL SERAS SALVO
“Que, si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” Romanos 10:9
…………………………………………………………..
SI CREES EN ÉL TENDRAS VIDA ETERNA
“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vidaJuan 5:24 (Creer no es solo saber quién es y que existe, más aún es confiar en lo que hizo por ti y en sus promesas)
…………………………………………………………..
TU PUEDES SER SALVO AHORA:
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1

Escríbeme a edutomarhot@gmail.comy nos ponemos en contacto.



[i]"Haz una cortina de púrpura, carmesí, escarlata y lino fino, con querubines artísticamente bordados en ella" (Éxodo 26:31 NVI).
[ii]En el lugar Santísimos estaba el Arca de la Alianza y el propiciatorio formando un conjunto, también había un incensario de oro (Hebreos 9:4), que era el usado por el sumo sacerdote el día de la expiación (Levítico 16:12). Todo es símbolo de la presencia misma de Dios en ese lugar. Solo el Sumo Sacerdote entraba a ese lugar para la celebración del Yom Kippur,