De muerte a vida - Entrega #7


¿Qué es fe?





Hola mis queridos lectores y mis queridas lectoras, bendiciones.  Dios sigue trabajando, recuerdo hace muchos años un slogan que decía “Dios siempre está obrando a nuestro alrededor” y yo agrego “Trabajemos donde Él obra”. Él está obrando en nuestra salud, trabajemos en nuestra salud; Él está obrando en nuestra Paz, trabajemos en nuestra Paz; Él está obrando en nuestra familia; en nuestra economía; en nuestra vida espiritual; en nuestra salvación y mucho más, trabajemos pues en todas esas áreas donde Dios está obrando, Jesús lo hizo, Él dijo: “Mi Padre hasta ahora trabaja; también yo trabajo... De cierto, de cierto os digo que el Hijo no puede hacer nada de sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre.  Porque todo lo que Él hace, esto también lo hace el Hijo de igual manera.  Porque el Padre ama al Hijo y le muestra todas las cosas que él mismo hace”.  (Juan 5:17, 19, 20).   Amiga y amigo tienes que hacerlo así y todo irá mejor.

Quedamos ayer en que cuando ves la cruz, ves a Cristo en toda Su perfecta justicia tomando todos tus pecados sobre Él y lo ves levantándose victorioso sobre ese pecado en la resurrección. Él es suficiente. Nadie en toda la creación hizo esto por ti. Hoy tocaremos “La Necesidad de la Fe” y hablaremos de “fe” y de “reconciliación con Dios”.  Hay verdades que debemos apropiar en nuestras vidas y cuando lo hacemos experimentamos transformación y una serie escenarios reales en nuestros corazones y esos escenarios son trabajados por fe. El acto de la reconciliación del hombre con Dios comienza por la fe

¿Qué es fe?  Leamos lo que dice el sagrado escritor en Hebreos 11:1 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”, interpretado diría algo así: “Fe es confiar en Dios y es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera de Él. Fe es estar convencido de que algo existe, aun cuando no se pueda ver”.  Lee esto: “la fe es el único ingrediente en el plato de la salvación”, lee esto bien, nadie, pero nadie puede salvar su alma si no tiene esa fe y también la fe te va llevar de la mano para que experimentes lo que no puedes ver. La Salvación en Cristo es por fe, lo dice Pablo en Efesios 2:8 y 9: “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte”.  Tu puedes ser salvado aceptando el sacrificio de Cristo que procede del amor de Dios. Ni tu ni yo, podemos ganarnos la salvación, ella es un regalo de Dios. Tu salvación la mía y la de toda la humanidad creada no es el resultado de nuestros propios esfuerzos. Por eso nadie desde el primer hombre hasta el fin del mundo, puede sentirse orgulloso de ostentar la salvación; ella no es algo que se luce, no es un premio, no es una adquisición, Jesús la pagó, para que ni tu ni yo lo hiciéramos ¿sabes por qué? porque la Salvación equivale a una ofrenda de sacrificio que solo se presenta a Dios con sangre.  Recuerda esto bien para que mañana te conectes nuevamente.  Te invito a que mañana cuando tengas la siguiente reflexión vuelvas a leer esta y luego la otra.

Amigo y amiga mía, seguimos orando y en victoria el uno por el otro y como decía un hermano en Cristo que ahora está en la presencia de Dios: “el uno por el otro y el otro por el uno”.  Dios te bendiga, recuerda que nos amamos.  Nos encontramos mañana aquí otra vez.

Mañana continuamos, Bendiciones, más quiero invitarle a la página "La Palabra de Verdad" en Facebook




-->