miércoles, febrero 21, 2018

  
  Muere, a los 99 años, Billy Graham*




William Franklin Graham Jr, (Billy Graham) el predicador más conocido del mundo, murió el miércoles por la mañana en Carolina del Norte (sureste de Estados Unidos).

Billy Graham, evangelista cristiano del sur de Estados Unidos, talento pionero en mezclar la fe y los medios masivos de comunicación, se convirtió en la mayor figura religiosa en la historia del país.
Graham se convirtió en una celebridad a finales de la década de los 40, por sus apasionados sermones. Desde entonces hasta el año 2000 multiplicó sus predicas por varios puntos del planeta, entre ellos la Unión Soviética y China. Ha llegado incluso a Corea del Norte en 1992 y 1994.

Durante más de 60 años, llevó con sus viajes el mensaje de Jesucristo a más de 84 millones de personas en casi 60 países diferentes. Incluso a personas cuyos hogares se encontraban detrás de la Cortina de Hierro. A estas personas que le vieron en estadios, hay que añadir los que le escucharon vía satélite, en total más de 210 millones de personas en 185 países diferentes.
Siempre un Billy Graham humilde, pero con un enorme talento para los medios de comunicación, optó por un lenguaje llano y simple. Prefirió siempre los grandes estadios antes que las iglesias, donde había más capacidad de aforo para que sus palabras llegasen al mayor número de personas.

  • No importa quién eres o lo que ha sido de tu vida hasta ahora, el resto de tu vida puede ser diferente. Con la ayuda de Dios puedes comenzar de nuevo.
  • Si quieres el plan perfecto que Dios tiene para tu vida, tendrás que ir por el camino del Calvario para conseguirlo. 
  •  La vejez puede tener sus limitaciones y desafíos, pero a pesar de ellos, nuestros últimos años pueden ser algunos de los más gratificantes y satisfactorios de nuestras vidas.
  • Dios es inmutable en su amor. Él te ama. Él tiene un plan para tu vida. No dejes que los titulares de los periódicos te asusten. Dios todavía es el soberano, todavía está en el trono
  • La oración es la comunicación espiritual entre el hombre y Dios, una relación en dos sentidos en la que el hombre no sólo debe hablarle a Dios, sino también escucharlo. La oración a Dios es como la conversación de un niño con su padre. Es natural que el niño le pida a su padre las cosas que necesita.
  • Debemos hacernos tres preguntas antes de hablar: ¿Es verdad? ¿Es bueno? ¿Glorifica a Cristo?
  • Hay tres personas en ti. Una es la persona que piensas que eres. La otra es la que otros piensan que eres. La última es la persona que Dios sabe que eres y que puedes ser a través de Cristo.
  • Las cumbres de las montañas son para las vistas y la inspiración, pero la fruta se cultiva en los valles.
  • Dios nunca enviará a nadie al infierno. Si el hombre va al infierno, él va por su propia y libre elección.
  • La comodidad y la prosperidad nunca han enriquecido tanto al mundo como la adversidad.



*Noticia publicada por:
 CNN © 2018 Cable News Network. Turner Broadcasting System, Inc.  Y
 El diario © EL MUNDO.es Avenida de San Luis 25 - 28033 MADRID Una web de Unidad Editorial